© SANTIAGO TORMO MARTINEZ, REVISIÓNOCTUBRE 2019.

  • Facebook Social Icon

LAS DOS MODALIDADES MAS HABITUALES EN LA PRÁCTICA CLÍNICA DE TRAUMATOLOGÍA SON:

  • PRP: TÉCNICA BASADA EN LA EXTRACCIÓN Y CENTRIFUGACIÓN DE SANGRE DEL PROPIO PACIENTE. DE ESE CENTRIFUGADO SE OBTIENE LA PORCIÓN RICA EN PLAQUETAS, ASÍ COMO EN FACTORES DE CRECIMIENTO Y PROTEÍNAS. EL PREPARADO OBTENIDO SE PUEDE UTILIZAR PARA INFILTRAR UNA ARTICULACIÓN, INFILTRAR UNA REGIÓN ANATÓMICA NO ARTICULAR O COMO FORMA SOLIDA CUANDO LA UTILIZAMOS EN INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS. 

  • CÉLULAS MADRE:  CÉLULAS MESENQUIMALES, POTENCIALMENTE CON CAPACIDAD  DE DIFERENCIARSE EN CÉLULAS DE OTROS TIPOS.  SE PUEDEN OBTENER DE LA MÉDULA OSEA O DE TEJIDO GRASO. TRAS SU OBTENCIÓN SE PUEDEN INFILTRAR EN ARTICULACIONES, TENDONES O MÚSCULOS CON LA INTENCIÓN DE REGENERARLOS.